domingo, 3 de agosto de 2008

¿Tienes buenos contactos o grandes conexiones?

¿A cuanta gente no conoces que continuamente presume sobre todos los contactos tan importantes que tiene en todos lados? “Yo conozco a Tony”, “El era mi cuate en la escuela”, “es amigo del primo del amigo de mi primo…somos muy cercanos”
Pero al momento de acercarse a ellos, su famoso contacto ni siquiera les reconoce.

¿Y a cuantas personas conocen que talvez no tengan contacto con los famosos ejecutivos o reconocidas celebridades, pero que sin embargo a donde vayan, siempre les abren las puertas de par en par?

¿Cuál es su secreto? ¿Dónde está la diferencia? Creo que puede estar en una frase que me quedó muy grabada en la memoria cuando la escuche por primera vez hace ya algún tiempo: “lo importante no es a quienes conoces, sino quienes te conocen a ti”.

Y es que en realidad de poco sirve “conocer” a alguien de la talla de Carlos Slim, si él ni siquiera se acuerda de ti.

Pienso que el error esta en que en casi todos los casos, las personas que presumen de conocer a alguien especial, están pensando en qué pueden sacar de provecho de ese “contacto”, principalmente en forma de un beneficio comercial o de estatus social; y no están pensando en como pueden establecer una verdadera conexión con esa PERSONA, es decir, con el ser humano al que no podemos llamar fríamente “contacto”. 

Y la única manera de crear una verdadera conexión con la gente, por lo menos una que nos lleve a tener una relación a largo plazo, basada en confianza y respeto mutuo, es agregando valor a la otra persona. No queriendo obtener algo de esta, sino por el contrario, querer brindarle algo de lo que nosotros tenemos para compartir.

Talvez estos casos, auque se dan en todo tipo de relaciones, sean más evidentes en el campo de las ventas. De hecho, creo que es justo este error, lo que le ha dado un tan mal nombre a los profesionales de las ventas, no importando la industria para la que trabajen.

Verán, cuando los “contacteristas” (por falta de una mejor palabra) tratan de acudir a sus “contactos” todo el tiempo para ver qué les pueden sacar de provecho y como pueden acceder a sus arcas para tomar más de su dinero, estos “contactos” pueden oler sus intenciones a kilómetros de distancia. Puede ser que en una ocasión estén desprevenidos y no se den cuenta o puede resultar incluso que una vez quieran tener una consideración especial y te concedan “la venta”, pero de algo pueden estar seguros, la próxima vez que se acerquen a ellos para “vender”, no será tan fácil y ellos tendrán una actitud mucho más defensiva con ustedes.

Ahora, si por el contrario, antes de querer vender por vender, tratamos de entender que es lo que la otra parte necesita en realidad y ponemos los intereses de los demás, incluso por delante de los nuestros, sobre todo en este tipo de relaciones cliente-proveedor, lo que estamos haciendo es diciéndole silenciosamente y con hechos a la otra persona: “confía en mi, que lo que quiero es ayudarte”, y cuando hacemos esto con transparencia y sin agendas ocultas, lo que logramos es crear una conexión que nos va a mantener las puertas abiertas con esta persona todo el tiempo, pues sabrá que lo que le recomendamos no es para que nosotros lleguemos a nuestra cuota de ventas, sino para que él cuente con una mejor solución a los retos que enfrenta y siempre estará mucho más abierto a escucharnos y hacer caso a nuestra propuesta.

Definitivamente creo que este es el secreto de las personas que saben establecer grandes conexiones con la gente.

Lo podría resumir en: un novato de las ventas tiene contactos, un profesional establece relaciones.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Nada más acercado a la realidad, la "contactitis" es una enfermedad del siglo XXI que desgraciadamente ataca todos los niveles y todos los sectores, no necesariamente el comercial, donde por supuesto toma mayor relevancia.

Pareciera ser que "digo a quien conozco y me diran quien soy" aunque esto es absurdamente irreal.

Felicidades y gracias por compartir estos temas.
GGG

Jakc dijo...

Muy buen post Efra!

“lo importante no es a quienes conoces, sino quienes te conocen a ti”; así funciona la vida, y así funciona el algoritmo de PageRank de Google, y por eso funciona tan bien! :-)

Salu2!
Jack

Nota importante.

Los comentarios, reflexiones y recomendaciones aquí plasmadas son mi opinión personal, y no necesariamente reflejan la opinión de mi empleador.